por Adrián Piva

 

Una nueva fase de crisis

La economía argentina entró durante 2018 en una nueva fase dentro del largo período de estancamiento y tendencia a la crisis iniciado en 2012. En el momento que escribimos esta nota los datos, una caída interanual del PBI del 4,2% por ciento en en el segundo trimestre (Fuente: INDEC) y un alza del tipo de cambio de más del 100% desde mediados de diciembre de 2017, señalan que ya estamos atravesando una crisis abierta.

 

El 3 de septiembre se conmemoraron 80 años de la fundación de la IV Internacional en un congreso en las afueras de París que reunió a un puñado de delegados  ¡Cuántos acontecimientos ocurrieron entre 1938 y hoy! El siguiente texto, escrito en 1998 por Daniel Bensaïd, da una ojeada retrospectiva sobre esas décadas de continuidades y rupturas. Bensaïd (1946-2010) fue uno de los principales dirigentes de la LCR francesa y del Secretariado Unificado de la IV Internacional, tronco histórico de la IV Internacional.

 

La IV Internacional a 60 años

Daniel Bensaïd

Traducción: Revista Intersecciones

 

Producto de derrotas históricas de alcance catastrófico (la victoria del nazismo en Alemania, la contra-revolución burocrática en URSS), la IV Internacional se ha enfrentado desde su fundación en 1938 a eventos colosales y complejos. ¿Cómo, a pesar de los peligros, una pequeña organización internacional puede conservar a través de esos choques y convulsiones una visión del mundo común, una práctica convergente, una memoria y una continuidad, mientras tantas fuerzas e inteligencias están rotas, desanimadas, desorientadas? Siguiendo el curso de congresos, controversias, escisiones y reunificaciones, tomando un poco de distancia, vemos que esos debates y combates mantuvieron un hilo de inteligibilidad. Esto no quiere decir, por supuesto, que siempre hayamos tenido razón o que podemos liberarnos de nuestro propio cuestionamiento y examen crítico. Pero no participamos de la bancarrota política y moral del estalinismo, y esta es la primera condición para poder actualmente empezar a reconstruirnos.

 

Por Norbert Trenkle

 

 

 

1.

Cuando el CEO de Siemens, Josef Kaeser, anunció en noviembre de 2017 que su empresa iba a recortar unos 7.000 puestos de trabajo en todo el mundo y cerrar varios centros de producción en Alemania, desencadenó protestas y críticas feroces. La gente preguntó: “¿por qué están haciendo recortes mientras la empresa obtiene grandes ganancias?” La bien conocida queja vino de todos lados: una vez más había una compañía que se sometía a los dictados de los mercados financieros y los accionistas y el "trabajo honesto" que hizo que la empresa tuviera éxito en primer lugar ya no cuenta. Algunos periodistas liberales incluso estaban preocupados de que las acciones del jefe de Siemens dañarían la legitimidad del sistema capitalista. En el Süddeutsche Zeitung, el escritor Detlef Esslinger escribió en noviembre de 2017 que, "Si lo que quieres es que la gente finalmente se desespere con la economía de mercado, el capitalismo y la globalización, entonces debes actuar como Kaeser y compañía. Están fomentando los peores clichés sobre los glotones que nunca están satisfechos de que las tasas del mercado de valores sean lo suficientemente altas".

Una entrevista con:

Luci Cavallero (LC), Verónica Gago (VG)

Paula Varela (PV)

Camila Barón (CB), Gabriela Mitidieri (GM)

Entrevista realizada por:

Cinzia Arruzza (CA)

Tithi Bhattacharya (TB)

Entrevista publicada originalmente en Revista Jacobin

Fotografía: Emergentes

Traducción: Revista Intersecciones

Un proyecto para legalizar el aborto perdió por muy poco en el Senado argentino. Pero el movimiento feminista ya generó una revolución social en Sudamérica. El 8 de agosto el Senado argentino, por un apretado margen, votó en contra de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), que hubiese legalizado el aborto en el país. La iglesia católica se regocijó con una agresiva campaña contra el aborto legal y seguro para las mujeres. Muchos líderes políticos, desde la burguesía hasta representantes sindicales, cedieron ante una intensa retórica anti-aborto. Esto básicamente por dos motivos: uno, su capitulación ante la ideología de los “valores familiares” sostenidas tanto por la iglesia como por las fuerzas neoliberales; dos, porque se encontraron atemorizados por una nueva fuerza social que emergió en respuesta a la depredación neoliberal y que delinea hoy en día el terreno político: el movimiento feminista.

Compartinos tus ideas

¿Tenés algo que te gustaría compartir con nosotros?
¡No dudes en enviarlo!

Enviar artículo

Sobre Revista Intersecciones

Revista INTERSECCIONES es una publicación colaborativa porque se nutre de aportes y reflexiones diversas, de disciplinas y proveniencias heterogéneas con un horizonte común: aportar en la búsqueda de intersección entre todxs aquellxs que hoy pensamos que no hay recetas preconcebidas y que el camino hacia la superación de las múltiples opresiones está por construirse.