Valerio Arcary *

 Traducción de Ernesto Herrera – Correspondencia de Prensa

 

La respuesta al enunciado de la pregunta del título es complicada, pero, ineludible. Es complicada porque las respuestas simples, sea por sí o por no, son insatisfactorias. E ineludible porque la esencia de la lucha electoral es saber si el próximo gobierno irá o no a llevar adelante el programa de ajustes económicos y sociales implementado por el gobierno Temer, que intenta reposicionar el capitalismo periférico brasilero en el mercado mundial para atraer inversiones que puedan potencializar la salida de la recesión.

Evidentemente, las elecciones serán en dos turnos, y la pregunta deja implícita dos premisas inciertas, en este momento, porque estamos ante una lucha electoral. La primera premisa es que la hipótesis más probable es que el segundo turno no será entre dos candidaturas del campo político que apoyó el golpe. Una hipótesis y una conjetura. El cálculo en este análisis es que la candidatura del PT será beneficiada por la transferencia de votos de Lula en una escala tal que permitirá ir a la disputa en el segundo turno. La segunda premisa es que es posible, pero, todavía muy indefinido, que el rechazo a Temer, después de años en el poder, sea mayor que el rechazo al PT.

Reseña de Helen Ester, Xenofeminismo, Caja Negra Editora: Buenos Aires, 2018. 142 págs.

Por Facundo Nahuel Martín

 

Del manifiesto al libro

En el año 2013 Nick Srnicek y Alex Williams publicaron el Manifiesto por una política aceleracionista, promoviendo un cambio de perspectiva para la izquierda en tiempos de neoliberalismo. Los autores sugieren que abandonemos el paradigma de la resistencia contra el capital, para empezar a pensar futuros posibles que reutilicen y resignifiquen los resultados técnicos y sociales del capitalismo, movilizándonos hacia un futuro más allá del trabajo. Para eso nos proponen desarrollar una actitud universalista, expansiva, de vocación hegemónica y que no rechace de plano el progreso técnico. En 2015 escribieron Inveting the Future. Postcapitalism and a World Without Work, desarrollando de manera más precisa y matizada sus ideas, entre otras cosas abandonando el término aceleracionismo (que tal vez se preste a algunas confusiones) y articulando una estrategia postcapitalista que combina la reutilización de la tecnología ahorradora de trabajo con un proyecto político hegemónico de izquierdas.

En 2015 el colectivo Laboria Cuboniks lanzó a la web, en varios idiomas, el Manifiesto Xenofeminista, en lo que constituye a la vez una modulación y una contestación feminista del aceleracionismo. Bregando por una “política de la alienación”, las xenofeministas buscan construir modelos normativos hospitalarios hacia lo otro, capaces de abrir el juego y cuestionar nuestras identidades heredadas o construidas. El xenofeminismo se presenta como un abolicionismo del género de inspiración queer, materialista y antinaturalista. Su propuesta es movilizar políticamente las posibilidades abiertas por la ciencia y la técnica modernas para ampliar de manera sintética la autonomía de las personas, desnaturalizando en los planos político, simbólico y biológico las categorías de género dominantes y las formas de opresión construidas en torno a ellas. Las demandas feministas por la libertad sobre los cuerpos se organizan entonces en un desafío a cualquier forma rígida de identidad que se presente como sagrada o definitiva, que se sintetiza en la máxima “Si la naturaleza es injusta, ¡cambiemos la naturaleza!” (Cuboniks, 2015: 11).

Helen Hester, que forma parte de Laboria Cuboniks, publicó en 2018 Xenofeminism, cuya pronta y oportuna versión castellana (de parte de Caja Negra Editora) reseñamos acá. Una vez más, el libro viene a explicar, profundizar y exponer con mayor detalle las tesis del manifiesto original. Sin agotar las potencialidades del xenofeminismo (que puede albergar otras expresiones divergentes), el trabajo de Hester constituye una de sus articulaciones posibles.

El libro tiene tres capítulos que desarrollan respectivamente una explicación de los conceptos centrales del xenofeminismo, una articulación teórica del concepto de justicia reproductiva y una reconstrucción de las redes de autoayuda feministas en torno al dispositivo de extracción menstrual Del-Em en los años 70 en Estados Unidos. La publicación es especialmente importante en Argentina, donde el Senado acaba de rechazar un proyecto de ley para la interrupción voluntaria del embarazo, desoyendo una significativa movilización social y optando por mantener vigente la retrógrada normativa del año 1921. El libro reviste en nuestras latitudes una importancia coyuntural (que no va en desmedro de su valor teórico y estratégico más general) ya que nos permite delinear alianzas potentes entre las luchas por los derechos (no) reproductivos de los cuerpos gestantes y las aspiraciones queer para crear escenarios de futuro, políticas y afectividades no gobernadas por los modelos familiares de la norma heterosexual. El xenofeminismo (XF) nos ofrece a la vez un proyecto emancipatorio con respecto al hetero-patriarcado capitalista y una política de afinidades queer y feministas en pos de una justicia (no) reproductiva.

 

Años Luz, el último largometraje de Manuel Abramovich, un retrato de Lucrecia Martel en pleno rodaje de Zama, se estrena este mes de agosto en el Malba todos los viernes a las 20.30 hs. Unos días después de la primera función, me junté con el director para conversar un poco sobre la película.

Por Miguel Savransky

Por Nicolás Segal

 

Desde su aparición en 2013, el Manifiesto por una Política Aceleracionista provocó una agitada discusión en los ambientes políticos de izquierda al proponer un marco de referencia alternativo al modelo tradicional de Clase y Partido, bajo la motivación de los desafíos que las corrientes posestructuralistas y posmarxistas han planteado al marxismo. En oposición a lo que los autores aceleracionistas consideran “política folk”, de orientación particular, reactiva al cambio, la propuesta del aceleracionismo reclama la recuperación un horizonte estratégico, de orientación universal. Se trataría de reunir al pensamiento de izquierda con una posición favorable al progreso técnico, bajo la concepción del cambio tecnológico como una suerte de plataforma de lanzamiento para una práctica política global tendiente a la construcción de un horizonte social post-capitalista. En esa perspectiva, los aceleracionistas evalúan que el reemplazo de trabajo humano por la automatización de la producción es un proceso inevitable y deseable y proponen una utopía post-laboral como nuevo eje articulador de la política.

Este artículo discute las eventuales implicancias de ese modelo post-salarial en las políticas emancipatorias. A partir de una revisión de la literatura económica sobre desempleo tecnológico, se propone una hipótesis alternativa: que la narrativa del “fin del trabajo” constituye una representación errónea de las actuales tendencias del capitalismo. La excesiva atención que los autores aceleracionistas prestan a la oferta de factores contrasta con los grandes problemas contemporáneos que la economía heterodoxa se propone poner en discusión: creciente desigualdad de ingresos, insuficiencia de demanda y desregulación comercial y financiera. De este modo, la aceptación acrítica de la premisa del “fin del trabajo” podría llevar al aceleracionismo a constituirse en una forma de legitimación del actual orden neoliberal.

Este argumento se organiza en seis secciones. Luego de esta introducción se reseña el punto de vista de los autores aceleracionistas sobre el debate del desempleo tecnológico y la incidencia de esas opiniones en la formulación de su estrategia política. La segunda sección consiste en una exposición crítica del argumento mainstream del desempleo tecnológico. La tercera parte presenta la perspectiva alternativa de la literatura económica heterodoxa. La cuarta sección aclara por qué este rechazo a la utopía post-laboral no tiene una intención moralizante. Por último, en la quinta sección se presentan las conclusiones.

Compartinos tus ideas

¿Tenés algo que te gustaría compartir con nosotros?
¡No dudes en enviarlo!

Enviar artículo

Sobre Revista Intersecciones

Revista INTERSECCIONES es una publicación colaborativa porque se nutre de aportes y reflexiones diversas, de disciplinas y proveniencias heterogéneas con un horizonte común: aportar en la búsqueda de intersección entre todxs aquellxs que hoy pensamos que no hay recetas preconcebidas y que el camino hacia la superación de las múltiples opresiones está por construirse.