Entrevista de Jan Malewski al historiador Franck Gaudichaud. 

Extraída de rebelion.org. Traducida del francés para Rebelión por Caty R

Franck Gaudichaud es profesor universitario, colaborador de Le Monde Diplomatique y miembro de los colectivos editoriales de las revistas ContreTempsDissidences y del portal Rebelion.org. Hace ya varios años que investiga sobre la historia y actualidad de Chile y en particular del movimiento obrero durante la Unidad popular (1). A 40 años del golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973, acaba de publicar en Francia dos libros importantes sobre el tema. El primero, Chili: mille jours qui ébranlèrent le monde, Le gouvernement Allende vu par en bas (1970-1973) – Chile, mil días que estremecieron al mundo. El gobierno Allende desde abajo (Presses Universitaires de Rennes, Rennes 2013), nacido de una tesis de doctorado realizada bajo la dirección de Michael Löwy, analiza la discordancia de tiempos entre las luchas sociales y el tiempo institucional del Gobierno de Allende, así como el nacimiento de los “cordones industriales” y la dinámica colectiva del proyecto de la “vía chilena al socialismo”. El segundo, Venceremos (Syllepse, Paris 2013), presenta, en francés, varios documentos históricos del poder popular chileno de los años 1970-1973.

Foto: Emiliana Miguelez

Por Martín Mosquera

I

La situación actual es visiblemente inestable, frágil, incierta. Cualquier análisis corre el riesgo de envejecer rápidamente. Se superponen varios factores causantes de inestabilidad social y política: el agravamiento de la crisis económica, la conflictividad social en aumento y la (ahora un poco opacada) “operación Centeno” de consecuencias políticas y judiciales crecientes. Nos acercamos a momentos decisivos de la secuencia política inaugurada por el macrismo, donde se pondrá a prueba la plausibilidad de su objetivo estratégico: infringir una derrota a las clases populares que le permita una reestructuración regresiva del capitalismo local. Estamos, entonces, ante una batalla social y política de proporciones.  Los acontecimientos pueden precipitarse, ya sea por razones económicas, políticas o sociales. Una mayor convulsión económica, un estallido social o un gran giro político en caso de una detención de CFK no pueden descartarse. Todo esto habla de la densidad del momento político.

 

Valerio Arcary *

 Traducción de Ernesto Herrera – Correspondencia de Prensa

 

La respuesta al enunciado de la pregunta del título es complicada, pero, ineludible. Es complicada porque las respuestas simples, sea por sí o por no, son insatisfactorias. E ineludible porque la esencia de la lucha electoral es saber si el próximo gobierno irá o no a llevar adelante el programa de ajustes económicos y sociales implementado por el gobierno Temer, que intenta reposicionar el capitalismo periférico brasilero en el mercado mundial para atraer inversiones que puedan potencializar la salida de la recesión.

Evidentemente, las elecciones serán en dos turnos, y la pregunta deja implícita dos premisas inciertas, en este momento, porque estamos ante una lucha electoral. La primera premisa es que la hipótesis más probable es que el segundo turno no será entre dos candidaturas del campo político que apoyó el golpe. Una hipótesis y una conjetura. El cálculo en este análisis es que la candidatura del PT será beneficiada por la transferencia de votos de Lula en una escala tal que permitirá ir a la disputa en el segundo turno. La segunda premisa es que es posible, pero, todavía muy indefinido, que el rechazo a Temer, después de años en el poder, sea mayor que el rechazo al PT.

Reseña de Helen Hester, Xenofeminismo, Caja Negra Editora: Buenos Aires, 2018. 142 págs.

Por Facundo Nahuel Martín

 

Del manifiesto al libro

En el año 2013 Nick Srnicek y Alex Williams publicaron el Manifiesto por una política aceleracionista, promoviendo un cambio de perspectiva para la izquierda en tiempos de neoliberalismo. Los autores sugieren que abandonemos el paradigma de la resistencia contra el capital, para empezar a pensar futuros posibles que reutilicen y resignifiquen los resultados técnicos y sociales del capitalismo, movilizándonos hacia un futuro más allá del trabajo. Para eso nos proponen desarrollar una actitud universalista, expansiva, de vocación hegemónica y que no rechace de plano el progreso técnico. En 2015 escribieron Inveting the Future. Postcapitalism and a World Without Work, desarrollando de manera más precisa y matizada sus ideas, entre otras cosas abandonando el término aceleracionismo (que tal vez se preste a algunas confusiones) y articulando una estrategia postcapitalista que combina la reutilización de la tecnología ahorradora de trabajo con un proyecto político hegemónico de izquierdas.

En 2015 el colectivo Laboria Cuboniks lanzó a la web, en varios idiomas, el Manifiesto Xenofeminista, en lo que constituye a la vez una modulación y una contestación feminista del aceleracionismo. Bregando por una “política de la alienación”, las xenofeministas buscan construir modelos normativos hospitalarios hacia lo otro, capaces de abrir el juego y cuestionar nuestras identidades heredadas o construidas. El xenofeminismo se presenta como un abolicionismo del género de inspiración queer, materialista y antinaturalista. Su propuesta es movilizar políticamente las posibilidades abiertas por la ciencia y la técnica modernas para ampliar de manera sintética la autonomía de las personas, desnaturalizando en los planos político, simbólico y biológico las categorías de género dominantes y las formas de opresión construidas en torno a ellas. Las demandas feministas por la libertad sobre los cuerpos se organizan entonces en un desafío a cualquier forma rígida de identidad que se presente como sagrada o definitiva, que se sintetiza en la máxima “Si la naturaleza es injusta, ¡cambiemos la naturaleza!” (Cuboniks, 2015: 11).

Helen Hester, que forma parte de Laboria Cuboniks, publicó en 2018 Xenofeminism, cuya pronta y oportuna versión castellana (de parte de Caja Negra Editora) reseñamos acá. Una vez más, el libro viene a explicar, profundizar y exponer con mayor detalle las tesis del manifiesto original. Sin agotar las potencialidades del xenofeminismo (que puede albergar otras expresiones divergentes), el trabajo de Hester constituye una de sus articulaciones posibles.

El libro tiene tres capítulos que desarrollan respectivamente una explicación de los conceptos centrales del xenofeminismo, una articulación teórica del concepto de justicia reproductiva y una reconstrucción de las redes de autoayuda feministas en torno al dispositivo de extracción menstrual Del-Em en los años 70 en Estados Unidos. La publicación es especialmente importante en Argentina, donde el Senado acaba de rechazar un proyecto de ley para la interrupción voluntaria del embarazo, desoyendo una significativa movilización social y optando por mantener vigente la retrógrada normativa del año 1921. El libro reviste en nuestras latitudes una importancia coyuntural (que no va en desmedro de su valor teórico y estratégico más general) ya que nos permite delinear alianzas potentes entre las luchas por los derechos (no) reproductivos de los cuerpos gestantes y las aspiraciones queer para crear escenarios de futuro, políticas y afectividades no gobernadas por los modelos familiares de la norma heterosexual. El xenofeminismo (XF) nos ofrece a la vez un proyecto emancipatorio con respecto al hetero-patriarcado capitalista y una política de afinidades queer y feministas en pos de una justicia (no) reproductiva.

 

Compartinos tus ideas

¿Tenés algo que te gustaría compartir con nosotros?
¡No dudes en enviarlo!

Enviar artículo

Sobre Revista Intersecciones

Revista INTERSECCIONES es una publicación colaborativa porque se nutre de aportes y reflexiones diversas, de disciplinas y proveniencias heterogéneas con un horizonte común: aportar en la búsqueda de intersección entre todxs aquellxs que hoy pensamos que no hay recetas preconcebidas y que el camino hacia la superación de las múltiples opresiones está por construirse.